Relatos eróticos en tu buscador favorito

 
 
    Inicio
  Ajax Links
 
 
 
    Categorias
  Nuevos Relatos
  Top 100
  Relato Aleatorio
  Buscar Relatos
  Enviar Relato
 
 
 
    Lista de autores
  Autor Aleatorio
 
 
 
    Contacto
  Recomiendanos
  Favoritos
 
 
Fecha: Martes, 28 Abril 2009 « Anterior | Siguiente » en Infidelidad

Mamá pajeada en el tren

luisma (luismalo21@yahoo.es)
Accesos: 18886
Valoración media:
Pagina 1 de 1
 -   + 
ÉSTA ES UNA HISTORIA REAL, así que amigo lector, no busques hazañas sexuales extraordinarias sino cotidianas.

No puedo evitar pajearme cuando recuerdo ...

Aquella noche viajando en el tren mamá y yo, de regreso de pasar unos días con la abuela en el pueblo. En casa nos aguardaba papá que, por su trabajo, no había podido acompañarnos. Al poco rato entró en el compartimento un hombre de unos cuarenta años, alto y musculoso, con cara de pocos amigos, que ni nos saludó, que se sentó frente a nosotros. Yo apenas había cumplido los doce años y acompañaba a mamá a todas partes, pues era hijo único. Mi madre, de treintaitantos, era una linda mujer, con buen cuerpo y mejores pechos.
No tardó en hacerse la penumbra en el vagón. Mi mamá me besó en la frente y me dijo que me echara a dormir pues el viaje era largo. Lo intenté, pero en mi duermevela pude observar como el hombre se descalzó y disimuladamente fue acercando su pie derecho a la pierna de mi madre, que estaba justo enfrente. Ella se apartó de golpe pero al poco el hombre insistió de nuevo. Esta vez mamá se dejó hacer, reclinó su cabeza en el respaldo del asiento simulando dormir y permitió que el señor fuese subiendo lentamente su pie bajo su falda hasta su muslo ... luego, hasta su entrepierna. Mamá abrió ligeramente las piernas para facilitar la maniobra. Sin duda, la muy zorra estaba muy recaliente por tanto tiempo sin sexo, así que se entregó a aquella singular paja con un desconocido.

El hombre había llegado, sin duda, a alcanzar con su dedo gordo el clítoris de mamá. Ella jadeaba entrecortada, preocupada de que yo me diese cuenta de lo que sucedía al lado. El movimiento y traqueteo del tren facilitaba la operación: el hombre masajeaba rítmicamente la concha empapada de fluidos vaginales, cuyo olor yo percibía. No tardó mamá en correrse como una vaca. Su orgasmo fue tan fuerte que llevó sus manos sobre el pie del hombre y presionó con fuerza para sentirlo con más intensidad.

Cuando desperté al día siguiente, el hombre había desaparecido, mamá tenía un rostro radiante y yo supe por primera vez lo que era una mujer necesitada y la infidelidad conyugal ... aunque en esta ocasión los cuernos a papá se los había puesto con el pie de un desconocido.

LUISMA
luismalo21@yahoo.es



Ultim actualizacion el Miercoles, 3 Junio 2009 por admin
  
Relatos porno © luisma

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradeceran y supondrá una mejora en la calidad general de la web. Gracias!

Valoración

0 Votos

« Volver a la página anterior Ir arriba

Comentarios ( 0 ):

0 %


 
Escribir comentario:

Los comentarios estan habilitados solo para usuarios registrados, puedes registrarte haciendo click aquí


 
 
Nombre de usuario

Contraseña


 Registrar
Olvidé mi contraseña
 
 
 
 
 3491 usuarios registrados
 1331 relatos publicados
 3 relatos en espera
 
 
 
    Videos Porno
  Cibersexo
 
 


 
    Procesando tu solicitud...

© Iberporno.com. Estas páginas no han sido diseñadas para ser vistas por menores. Si eres menor de edad te recomendamos salir ,

[Padre, proteja a sus hijos] [Información legal ¿Quienes somos?] [Denuncie la pedofilia]