Relatos eróticos en tu buscador favorito

 
 
    Inicio
  Ajax Links
 
 
 
    Categorias
  Nuevos Relatos
  Top 100
  Relato Aleatorio
  Buscar Relatos
  Enviar Relato
 
 
 
    Lista de autores
  Autor Aleatorio
 
 
 
    Contacto
  Recomiendanos
  Favoritos
 
 
Fecha: Lunes, 23 Julio 2007 « Anterior | Siguiente » en Hetero

La desvirgué

Anonimo
Accesos: 12809
Valoración media:
Pagina 1 de 1
 -   + 
Hola me llamo Enrique, soy profesor de la escuela media superior, como deseaba penetrar a una adolescente, pues lo logré, Nadia de 13 años perdió su virginidad...

Hola me llamo Enrique, soy un profesor de la escuela de media superior, tengo un aspecto bien elegante y atractivo, aun las jovencitas se me rinden, me llaman a mi numero de mi teléfono móvil y no me dejan en paz, aunque con mis 41 añazos, me siento todo un poderoso en el sexo, lo hago con mi esposa, pero cuando me aburrí de ella, deseaba desvirginar a una adolescente de promedio de 14 a 15 años, pensaba en como convencer a una de mis alumnas, pero sin que sucediera ningún problema familiar ni en la escuela. Sucedió un día, vi a una niña de 11 años, que conocí junto a sus compañeras y compañeros, ella se llama Nadia, pues se había trasladado de su escuela de primaria, sucedía, pues me atraía, al principio yo la respetaba. Al siguiente año ella me considero como su mejor profesor, tuvo tanta confianza con migo, aunque yo la respetaba pues era toda una niña ya desarrollándose, sus tetitas ya estaban a medio formar, delgada ella, de unos 150 centímetros, sus padres me admiraban me invitaban a su casa, a charlar con ellos y tomaba algo alimento. Un día me di cuenta que ella mi miraba, pero hacia que yo no me diera cuenta, solo yo disimulaba, que no sabia nada, eso sucedía todos los días, un día me invitaron de nuevo a su casa, mientras charlábamos con su mamá, Nadia salió rápidamente de la sala, después de un rato, ella pasaba a la ducha solo cubierta de una bata de baño, casi me excitó, pero para que su mamá no pensara mal reaccioné rápidamente, y seguí hablando con ella, de pronto Nadia, salio a medio tapar bien linda ella se le notaba sus nalgas, ella me miraba toda sexy, su madre para suerte fue ala cocina atraer un poco de ensalada de fresca de verdura, vaya momento de deseo hacia ella, decidí retirarme, renunciando el alimento. El siguiente año fui a su casa como de costumbre, ya Nadia estaba con sus 13 años, tanto conversar entre su hermano y sus padres, nos quedamos muy tarde, lo hice a propósito, como ya no circulaban los metros, hice como que iba a pasar la noche en un hotel, para mi deseo sus padres me lo impidieron, y me dieron un lugar, para conciliar la noche, antes llame a mi familia, les dije con astucia que tenia una reunión urgente hasta mañana, en casa de Nadia como ya todos dormían, fui a su dormitorio , pues ya lo conocía, la encontré bien dormida, solo en pijama, estaba a mil de nervios, la desbotoné solo llevaba puesto unas tangas bien finas blancas, su cuerpecito tan suave, y delicioso, sus tetitas, recién formaditas, eran tan deliciosas las notaba, corrí, besé sus labios, pero ella no despertaba, tan dulce era su aliento, de pronto... ??mierda!! Exclame justo tocaron el timbre de la casa, rápidamente la cubrí me escondí, decepcionado, al día siguiente ella no supo nada, yo ya no estaba. Un día en la escuela en la hora de descanso de recreación física, tanto habrá sido mi confianza con ella y su familia, yo estaba en el aula de enseñanza revisando el trabajo de mis alumnos, de pronto, ella vino al aula ya que no había nadie, se me acercó, toda nerviosa para felicitarme como su mejor profesor, pues le había regalado una buena nota, de su buen rendimiento escolar media superior, luego me besó en la mejilla tan dulcemente, me dijo que yo le gustaba, mi rostro se transfiguro, sin saber que responder le dije, que cuando sea toda una mayor hablaríamos de eso, aunque, ?cuánto! deseaba tenerla en mi brazos y penetrar su vagina, ella, se enrojó, avergonzada salio del local, las siguientes semanas fue, fueron los días, concluidos, ella cayó en mis manos, un día en la escuela, a la hora comparada con la fecha anterior, también vino al local yo terminaba de hacer mi asignación, ella se me acerco casi a un metro, yo la miré, excitado le dije que es lo deseaba, ella muy tensa y toda sexy, se levanto su pequeña falda escolar, en milésimas de segundos, lo hizo 3 veces, me excité mucho, vi su calzonita blanca con bodes rosados, sentí que quería tener sexo conmigo, se me acercó, muy pegada, su mierda la arrimo a mis hombros, sentí su entrepierna, luego se sentó encima de mis muslos, yo reaccioné rápidamente, tartamudeando, y mi corazón latía a mil por hora, le dije: que se fuera, aún corríamos peligro de que alguien nos descubriese en esas escenas, aunque yo con un poco de respeto, pero la deseaba mucho, cuando ella se me apegó, su cuerpecito, expulsaba, toda su excitación, lo sentía, deseaba tocarla. Decidí pues un día que fuese a mi casa, tenia que ser un día fuera de clases, ya todo estaba planeado. para esto mi esposa, trabajaba aquel día mis 2 hijos se iban a la universidad, a una actividad, era la hora exacta, el día adecuado y estupenda para aprovechar y cogerme a Nadia; fue un sábado, en la mañana, ella con engaño, se apareció, a mas de la 9 de la mañana, tenia puesto, una ropa muy sexy, bien apretado a su cuerpecito, se le notaba sus tangas, su braciers, su trasero bien redonditos, fue para mi una satisfacción tremenda, ella se me acercó, me besó muy tiernamente, durante unos 4-5 minutos, yo la acariciaba, masajeaba su tierno cuerpecito, la cojo en mis brazos, yo con 182 centímetros de talla, y a ella le calculaba sus 159, , me quedaba en mis hombros, la cargué, parecía una bebé, su peso era pluma, como yo practico el gimnasio, diríamos sus 50 y tantos kilos, yo que levanto mas de 100 kilos, de pronto, ella tocó con sus pies mi mierda, eso me excitaba, los apretaba a puntapié, como si le picara los dedos, la bajé a suelo, yo estaba puesto el pantalón corto y le dije que haga lo suyo, ella cogió mi pene por encima del pantalón corto y los acariciaba, de pronto introdujo su mano dentro mío y cogio mi mierda, y los apretaba, no me masturbaba, por que ella no sabia, así que le enseñé, ella comenzó a movérmelo como metiendo y sacado, entonces la paré del suelo, y la besé apasionadamente y introduje me lengua a su boca, ella disfrutaba, puse mis manos a su espalda levanté su bluzita y acariciaba su desnuda espalda, de abajo arriba y viceversa, desesperadamente, después yo besaba su cuello, incansablemente, al rato introduje mi mano a su ano dentro de su pantalón elástico color blanco, y su trasero estaba durito, note que ella se derretía, y introduje mas a fondo, toqué sus labios vaginales, estaba todo húmedo, su rajita, con un poco de bellitos, ella se encogía de placer, yo introducía y sacaba de su pantalón mi mano, en eso introduje mi dedo hasta la mitad, a su vagina, estaba muy lubricado entraba con toda facilidad, el rostro de Nadia estaba seria media atontada, yo la acariciaba desde su mierda a toda su espalda, subía y bajaba, casi por varios minutos, pero no le bajaba su pantalón ni le quitaba su blusita rosada, la besaba con todas mis fuerzas, y después la llevo en mis brazos a mi cama, allí la arrojé, y me lancé encima de ella, le besé hasta morirme, la tocaba por encima su pantalón su mierdita la acariciaba muy fuertemente, después Nadia se paró en mi cama su mierdita la puso en mi cara, yo la mordía pues estaba aun con su pantalón, suavemente le bajaba su pantaloncito, que excitación maldita la mía, la dejé con su braguita fucsia de bordes blancos era poco delgado, también la lamía por encima de su braguitas, en sus labios vaginales, después muy suavemente le quité su braguita, que preciosura de mierdita, ella quedó de la cintura hacia abajo desnuda la tumbé me comí su mierdita, puse sus piernitas y mis hombros, arrastré su mierdita que luego chocaba con mi cara, vi como caía su blusita, se descubrió sus tetitas, bien formaditas, entonces, como me molestaba su blusita se la quité, por consiguiente quedo totalmente desnuda; subí hacia su boca y me la comí como nunca, luego su cuellito, sus pezones, digo sus tetitas las mordí, las succioné, como si amamantara a una vaca, luego bajé hasta su vientre, después le dije que abriera bien sus piernesitas, y las abrió y abrí sus labios vaginales para divisar su himen que algunos llaman la telita de la virginidad, y lo vi., se veía como una fibra elástica, de color de una bolsa plástica, traté de introducir mi lengua, sentí como fibra gomosa, mis labios mordía y jalaba de un lado a otro su clítoris, me comí su ano que delicia su mierdita, veía a Nadia desesperada de placer, movía su cabeza de lado a lado, jugaba mis manos con sus labios vaginales y la masturbaba, desesperadamente, luego después introduje mi dedo mayor a su agujero vaginal solo la cuarta parte, así los batía, movía dentro de su vagina mis dedos para todos lados de su interior vaginal, luego la levantó la puse de rodillas le dije que besara mi pene, Nadia no aceptaba, tenia asco, pero después se animó, y se acercaba asqueadamente, y lo besó, le dije; lo metiera dentro de su boca, al principio no quiso pero al final, me lo metió dentro de su boca la cabecita de mi mierda, después yo lo introduje hasta que ella me permita, ella aceptó, así jugaba con mi pene, después me desnude por completo, la agarré y me la llevé al jakussi, allí la bañé, no por que estuviera sucia sino quería sentir placer al bañarla, la enjaboné y lavé su vulva casi pelada con pocos bellos, su ano también, y todo su cuerpecito, luego la sequé con una toallita, de nuevo me la llevé a mi cama, esta ves repetí la escena, pero aún mayor me comí todo su tierno y suave cuerpecito, ?era como el cuerpecito de una niña!, metí mi dedo mayor a su vagína, esta ves todo mi dedo, luego 2 dedos, parece que le dolía, por que cerraba sus ojos, le dije que se parara y se sentara en mi pene, Nadia accedió, pero mi mierda resbalaba y no entraba a su vagina, menos a su anito, luego la senté en mis muslos frente a mi, con las piernas bien abiertas, le trataba de introducir, pero estaba tan pequeña el agujero vaginal, mi pene de unos 17 centímetros, sin mentirles gruesito,, entonces la eché sobre mi cama me arrodille, la arrastre hacia a mi su mierdita, de tal manera que chocaba con mi pene, yo rosé mi mierda alrededor de sus labios vaginales, después en su anito, entonces, forcé un poquito, ella me miraba seriamente, como asustada en silencio, como esperando algo, luego aun mas, abrí bien sus piernesitas, por fin entraba, ella cambio su apariencia, media que quiso llorar, serraba bien sus ajos, pues le dolía, por fin atravesó la cabecita de mi pene, de pronto la telita se reventó, por fin la desvirginé, la sangre lo sentí muy caliente, saqué mi pene para limpiarla, ella se asusto, por poco ya no continuamos, pero le dije que era algo natural, luego continuamos, forcé un poquito, y mas hasta que poco a poco se introducía me pene a su vagina, ella lagrimeaba, su canal vaginal era tan estrecho que me apretaba, sorprendentemente, así se perdía mi pene en sus extrañas, por fin lo introduje todo, pero no lo podía sacar era muy estrechito repito, ella casi lloraba, se retorcía, yo la consolaba, después poco a poco la volví a introducir esta ves mas rápido ahora con mas facilidad, me la cogia, metía y sacaba ya durante varios minutos, después le dije que se parara y se sentara como a un caballo pero encima de me mierda, ella lo hizo, que rico placer para mi, ahora ella se movia, me daba cuenta que le ya le gustaba y la disfrutaba, saltaba encima mío después descansaba se movía para todos lados y ya no para arriba y abajo si no para los lados se desesperaba, casi me quiebra mi mierda y comenzaba a gemir de placer, gemía demasiado, esto duro varios minutos, después saque mi mierda y la puse en su boquita, ella me lo comía, de nuevo la introduje en su vagina, esta ves la cargaba, la levantaba y la bajaba repetidas veces, de pronto se me venia el semen tanto era el placer que me vacié dentro de ella, entonces, ella gritó diciendo que le ardía su vagina por ese liquido caliente, pero mi pene se achico, le dije que me masturbara, y al masturbarme , mi mierda volvía a pararse y a endurecerse, ella me insistía que continué, le hice todas las poses, ella se derretía de placer, hasta que llego el momento suya, le vino un orgasmo, pues nunca conocía ella, sus pupilas se perdieron por un momento su ojo era todo blanco, vi como gemía hasta casi desmayarse, sintió el éxtasis más espectacular de su vida ella me cuenta, se sentía en el paraíso, un mundo tan dulce y feliz, aquel día fue lo mejor para mi, lo disfrute como nunca, ella quedo embarazada, nadie supo de esto, pero abortó con antibióticos, fue desvirgada, ahora ocultamente volvemos a repetir las escenas maravillosas, con mi zorra Nadia...espero que ustedes lo disfruten como yo y como ella




Ultim actualizacion el Lunes, 23 Julio 2007 por admin
  
Relatos porno © Anonimo

Valore y Comente los relatos que lee, los autores lo agradeceran y supondrá una mejora en la calidad general de la web. Gracias!

Valoración

1 Votos

« Volver a la página anterior Ir arriba

Comentarios ( 0 ):

0 %


 
Escribir comentario:

Los comentarios estan habilitados solo para usuarios registrados, puedes registrarte haciendo click aquí


 
 
Nombre de usuario

Contraseña


 Registrar
Olvidé mi contraseña
 
 
 
 
 3492 usuarios registrados
 1331 relatos publicados
 3 relatos en espera
 
 
 
    Videos Porno
  Cibersexo
 
 


 
    Procesando tu solicitud...

© Iberporno.com. Estas páginas no han sido diseñadas para ser vistas por menores. Si eres menor de edad te recomendamos salir ,

[Padre, proteja a sus hijos] [Información legal ¿Quienes somos?] [Denuncie la pedofilia]